VOLVER. Es difícil. On the road again, en la carretera de nuevo.

domingo, 28 de febrero de 2010 9 comentarios en el nido
Tímidamente vuelvo a la carretera, vuelvo con pasos suaves, pero cada vez más fuertes. Sabéis que siempre estoy aquí, que sigo "on the road", con muchos altibajos que me impulsan a abandonarlo todo y a seguir el vuelo que me lleve a donde sea que sople el viento, dejándome arrastrar por un ligero instante del tiempo que marca, inexorablemente, nuestras vidas.
Mi existencia es como un marcapasos, un skyline de quirófano, que sube, baja, planea... se queda quieto, y, de pronto, empieza a latir otra vez.

No tiene nada de extraordinario mi vida,  es como cualquier otra, únicamente se trata de una vida especial, porque es la mía. y la vivo como quiero y puedo, con plena libertad y consciente de lo que soy y de lo que digo. Esta convicción sobre mi misma me la concede, con su sabiduría, el Gran Espíritu a través del Halcón,  el animal que siento en mi corazón. Es duro volver a la carretera, pero debo ponerme en marcha, quemar etapas pasadas y volar en otros cielos.

No pretendo dejar huella, salvo en los que son queridos por mí.
No pretendo la fama, salvo que ella venga a buscarme.
No pretendo la gloria, es para los héroes, los que luchan por los desfavorecidos día tras día.
No pretendo ser sabia, el conocimiento absoluto es inalcanzable.
No pretendo ser generosa, serlo nace del corazón y no del deseo.
No pretendo ser capaz de darlo todo olvidando mi propia vida, sólo los animales son capaces de hacerlo, y algún ser humano excepcional cuyo nombre olvidamos en el camino.
No pretendo que me sigáis, éso es privilegio de los grandes líderes.
No pretendo que me queráis, pues ése sentimiento debe nacer de vuestros corazones, y sólo vosotros sois dueños de ellos...
No pretendo hacer amigos, salvo que queráis ser los míos.

Abro de nuevo mi corazón, blindado con mis botas de baile, mis botas que me permiten seguir en la carretera, duras y resistentes, desgastadas y descoloridas de tanto pisar fuerte.
No pretendo elogios, pues mis lágrimas son fáciles.
Y no pretendo más Eternidad que la que me den mis actos, mis palabras, mis sentimientos, y mis amigos.

Y vuelvo a volar, aunque me cueste.
Carolina, El Halcón.

9 comentarios en el nido:

  • P.G.Daisy dijo...

    Hola Halconcito!!! Pues... que te puedo decir, más que me alegro que vuelvas a volar. Me gustan los cambios que he visto en el blog y como siempre te deseo lo mejor. Muchos besos. Tu amiga Pantera.

  • Sidel dijo...

    Hola Carolina, que bonito es todo lo que has escrito y que sabias son tus palabras, descuída que yo te aprecio y te considero mi amiga de corazón, te mando mucha fuerza para que tus botas sigan caminando firmes por el asfalto, bienvenida! Besotes

  • Carolina dijo...

    P.G.Daisy: mi querida pantera, que sin tí no soy absolutamente nadie.
    Besos!

    Xibeliuss: gracias, yo también oe echaba de menos!

    Arena: abrazos más fuertes para tí!

    Félix: para tí también todo mi cariño, un abrazote!

    LadyMarian:Vengo preparada para todo, hasta para reír y pasarlo en grande con tus más que estupendas críticas. Besos.

    Sidel: que yo también te aprecio, que eres mi mejor amiga en este mundo, junto con Daisy, con Noa, y que siempre has estado aquí, conmigo. Te quiero mucho, besotes mi lobo!

    Josephb: mi querido Mac, es un placer y un gran honor contar con tu amistad, y me encanta colaborar contigo, me pone las pilas y aprendo muchísimo. Gracias y besitos!

 

©Copyright 2011 Carolina Márquez Rojas | TNB