SOBRE LOS PREMIOS VIRTUALES

martes, 14 de abril de 2009 7 comentarios en el nido


Estoy agradecida, mucho, de que existan tantas personas maravillosas, creadoras, imaginativas y sensibles en este mundo real y en el virtual. Estoy sorprendida, no sabéis cuánto, de que aún quede gente dispuesta a perder unos pocos minutos de su tiempo para adentrarse en el mundo de otras personas, que las sigan, las comenten, elogien y critiquen.


Pero estoy cansada de los premios que se otorgan entre blogs, sin ton ni son, uno tras otro y de la rueda incansable en la que son devorados. Premios que se otorgan porque sí, porque eres mi amiga y te devuelvo la pelota, si tú me das el "Symbelmine" yo te doy el "Blog de oro", que es inseparable (¿por qué?) del "Dardo", y la vecina que es brasileña me dió el "Olha que blog maneiro" y yo le correspondo con el "Este blog em una jòia" y me quedo tan fresca entrando en un círculo vicioso en el que los amigos se premian entre ellos. Y de repente te encuentras con que te han otorgado el "Blog con corazón", ¿qué pasa, es que los demás no lo tienen?.
Por ello quiero decir unas cuantas cosas:

NO juzgues ni serás juzgado. Yo acepto agradecida los premios que se me conceden porque sé que se me han dado de corazón (Belén, Arwen, Sidel, gracias), por este motivo los he colgado en el lateral de este espacio y seguiré haciéndolo en el hipotético caso de que se me conceda algún otro, que lo dudo, no me importa. Pero por favor, que no se ofenda nadie porque yo no pienso entrar en la rueda. No puedo escoger 4, 5, 7 o 10 espacios para seguir repartiendo premios. Quién soy yo para favorecer a algunos y olvidarme del resto.
En cada espacio que he visitado, que son muchos, en todos y cada uno de ellos he encontrado conocimientos, sabiduría y almas sensibles. Personas que vuelcan su corazón y sus sentimientos y en los que he hallado calor, amistad y, también, desgraciadamente, aires de superioridad, de intelectualidad, soberbia y pedantería. Pero de todo se aprende y sigo entrando en ellos, los leo y los critico y dejo una opinión, y me respetan, como yo a ellos.

Todo aquel que crea y construye un espacio en la red, donde habla al mundo, comparte vivencias, gustos, relatos, aficiones, donde da a conocer la novela que está escribiendo, que nos informa sobre el mundo de los animales, de música, cine, libros, recetas de cocina, TODOS merecen un premio por el sólo hecho de compartir lo que piensan. Quién soy yo entonces para considerar que merecen un premio unos más que otros, Dios me libre.

El verdadero premio, queridos míos, no es más que aquel que te avisa que tienes un comentario en una de tus entradas, que te dice que alguien se ha interesado por lo que has escrito, que se ha tomado la molestia de leerte y dejarte su opinión. Y el premio no es nombrarlo "blog del año" sino visitar
su espacio y agradecerle la visita. El verdadero premio no es tener 300 seguidores que dejan su foto y no vuelven nunca más, sino tener 5 o sólo 1, pero que sabes perfectamente que siempre están ahí para leer lo que escribes con el corazón.

Por todo ello, Lyodrán y yo hemos decidido crear y otorgar por primera y última vez un premio, el cual PROHIBIMOS que se vuelva a conceder, y al que hemos llamado "Valor y Amistad", para todos aquellos que abren su corazón día tras día, sin exclusión por motivos de raza, sexo, religión o contenido. El que lo desee puede colgarlo en su blog (copiad la foto de inicio de esta entrada), yo voy a hacerlo como símbolo de unidad en el ciberespacio, pero NO se puede otorgar a nadie más.

Todos os merecéis este premio, TODOS sin excepción.
Y ésta será la historia más corta de un premio virtual que se olvidará con el tiempo.
Aquí empieza y aquí acaba.
He dicho.
Carolina, el Halcón.

7 comentarios en el nido:

  • Sidel dijo...

    Pufff, menos mal que alguien me entiende!!!! Hace ilusión que te otorgen un premio, pero si es de verdad...He visto gente que ponía 3 de una tacada y al día siguiente otros 3...eso no es real. Cuando le confese a un amigo que tenia un blog, le dije que lo de los premios me parecia un mamoneo, por eso los recibo por cortesía... Por cierto me quedo con el que has creado por que de todos es el menos egoísta y en la vida real deberíamos ser com en la blogosfera, sin juzgarnos y encajar libremente sin ningún tipo de prejuicio...Besitos!

  • Arwen dijo...

    Me has dejado sin palabras y sabes que te digo: ole ole y ole que bien hablasssss...tienes toda la razon Carolina, se me salen a borbotones los premios...y voy a hacer lo mismo que haces tu a partir de ahora porque eso de concederlo a 7 personas me parece remal, hay me ves dandole vueltas a quien se lo doy...al final que pasa que digo que se lo lleva quien quiera...pero claro añadire pero no lo podeis dar a nadie mas...eres genial de verdad, besitosssss guapisima y para Liodran tambiennnnn

  • judner dijo...

    Perdonad pero no me he enterado de nada... ¿Que premios son esos? Yo pienso que el mejor premio es aquel en el que ves como la gente sigue tu blog y participa...
    Claro que tambien seria bueno que nos tocara una buena primitiva... jejejeje...

  • La Bruja dijo...

    Totalmente de acuerdo con todo. Eres una tía mu sabia, Lady Halcón. A veces tengo la sensación de que vamos formando una especie de familia entre el grupo de los que nos leemos y nos dejamos comentarios entre nosotros. El mejor premio es ese, es verdad. Saber que hay gente que te aprecia y se preocupa por ti. El espacio es virtual pero estoy convencida de que los sentimientos son reales y sinceros. Un abrazo

  • Belén dijo...

    Pues hay de todo un poco. A veces los premios sirven para acercar más a personas que no se conocían hasta entonces, saber de blogs que ni siquiera sabías que existían.. pero, por descontado, también es una especie de paranoia virtual.

    Me gusta que se concedan premios pero sin cadena y también estoy de acuerdo en que el mejor premio es ver que te siguen y te dejan comentarios.

    Por cierto, no entiendo lo de tu premio. Aqui empieza y aqui acaba pero lo puede coger quien quiera???

 

©Copyright 2011 Carolina Márquez Rojas | TNB